¡A luchar contra la enfermedad de Chagas!
l

Feb 01, 2022

Creo que todos, alguna vez durante nuestra infancia, jugamos a ser superhéroes y quisimos ser parte de la Liga de la Justicia o de cualquiera de esos mundos maravillosos de los cómics. Un deseo que no ha perdido vigencia en los niños y niñas actuales y que para Marcelo Quelal sirvió de inspiración para crear una pistola succionadora.

Sí, una pistola succionadora cuyo principal propósito es atrapar a los insectos triatominos, los villanos de esta historia y causantes de la enfermedad de Chagas.

Seguro te estás haciendo muchas preguntas: ¿Qué tienen que ver los superhéroes, los niños y la enfermedad de Chagas? Permíteme contarte la historia.

Todo empezó cuando Marcelo Quelal, en ese entonces estudiante de Diseño de Productos de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), debía pensar en un tema para sus tesis.

En una de las exposiciones de posibles proyectos para la carrera, Marcelo conoció sobre una iniciativa académica de la PUCE que busca ayudar a combatir la enfermedad de Chagas en algunas comunidades rurales y pobres del Ecuador.

Esta iniciativa, liderada por el Centro de Investigación para la Salud en América Latina (CISeAL) de la PUCE, incentiva a los estudiantes de grado y posgrado de distintas áreas, como, ciencias biológicas, comunicación, arquitectura, ingeniería, humanidades y ciencias sociales, a realizar proyectos de investigación con enfoque social de prevención de esta enfermedad.

¿Qué es la enfermedad de Chagas?

La enfermedad de Chagas es una afección potencialmente mortal, producida por la picazón de los insectos triatominios (conocidos comúnmente como vinchuca, chipo, chinche, chinchorro, besucona), que puede causar problemas graves del sistema cardiovascular y del sistema digestivo.

Los insectos triatominios dejan su excremento después de picar a su víctima. Las heces poseen el parásito Trypanosoma cruzi que invade el torrente sanguíneo, llegando al tracto digestivo y al corazón.

Esta enfermedad, común en Latinoamérica, se encuentra especialmente en áreas rurales y de escasos recursos. En Ecuador tiene alta incidencia en las comunidades rurales de Cariamanga, cantón de la provincia de Loja, principalmente en Chaquishca, Guara y Bellamaría.

El insecto triatominio, generalmente, se reproduce en viviendas con techo de paja, paredes de adobe o agrietadas, lugares obscuros, hendijas y suelos de tierra.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que, en el mundo, hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por el Trypanosoma cruzi.

Con este antecedente, Marcelo decidió diseñar algún producto que ayude a la prevención y control de la enfermedad de Chagas, una afección que, en 2005, fue calificada por la OMS como una «enfermedad tropical desatendida».

Diseñando el producto

Tras varias investigaciones de la población objetivo, análisis sobre la enfermedad y el comportamiento del insecto triatominio o chinche, Marcelo se dio cuenta que su producto debía estar enfocado en las madres y los niños que son quienes pasan más tiempo en casa, el lugar de mayor riesgo de contagio.

Así, pensó en un producto que permitiera la educación sobre la enfermedad y, a través del conocimiento de la misma, su prevención, tomando a los niños como difusores de información y que, en conjunto, con sus padres adopten medidas de prevención.

El resultado: una pistola de succión diseñada para que los niños, a través del juego, conozcan a los chinches, sepan dónde se reproducen, aprendan a manejarlos con seguridad y alerten de su existencia.

El producto, que está orientado a niños de 9 a 11 años, permitirá atrapar al insecto sin usar directamente las manos y capturarlo para entregarlo de forma segura a un promotor de salud.

El “kit de herramientas” consta de una pistola de succión electrónica con linterna, recipientes para almacenar al chinche capturado y un cinturón que permite llevar la pistola y los recipientes de una forma cómoda.

Finalmente, uno de los atributos psicológicos del producto, es el diseño del cinturón que posee una gran hebilla, “la misma que propone un peso simbólico que se puede asociar fácilmente a la idea de que el niño se convierte en un guardián que está al pendiente de combatir el peligro, en este caso la enfermedad de Chagas”, expresa Marcelo.

 

Es importante mencionar que el diseño de la pistola incluyó el mecanismo para transportar de forma segura a los chinches porque es aconsejable no matarlos, pues se puede contraer la enfermedad al hacerlo, además se necesita tener un control de la presencia de los insectos para lograr la intervención oportuna de los técnicos correspondientes, que son personas de las instituciones de salud.

El futuro del producto

La idea de producto, que está por el momento en bocetos, fue uno de los diseños de la exhibición “50 talentos. Ideas para mejorar el mundo”, una selección de trabajos destacados de diseño joven en Iberoamérica, enfocados en la sustentabilidad, la ética y la integridad, realizada por la Bienal Iberoamericana de Diseño en 2021 de la Fundación Diseño Madrid.

Marcelo espera desarrollar en un futuro cercano su producto para ayudar a los más de 300 habitantes de las tres comunidades lojanas. Se plantea que el producto sea fabricado en impresión 3D y con componentes electrónicos sencillos con el fin de que sea accesible para su población objetiva.

¿Quién es Marcelo Quelal?

Marcelo Quelal es un joven ibarreño que vino a Quito a estudiar Ingeniería Mecánica, tras seis semestres de estudio y, sin encontrar su verdadera pasión, conoció la carrera de Diseño de Productos e ingresó a la PUCE.

Hoy, a sus 26 años, ya marca la diferencia y deja huella en el mundo, al igual que los más de 23.000 estudiantes y 65.000 graduados de nuestra universidad, quienes se forman en las aulas, pero se proyectan fuera de ellas para transformar la sociedad con sus conocimientos y su espíritu de servicio.

Te puede interesar:

Eugenia del Pino, científica y profesora emérita de la PUCE, gana premio mundial de Biología

 

 

Noticias relacionadas

Categorías de Noticias

Share This